La DGT multará estas navidades a los conductores que hayan comido en exceso

La DGT multará estas navidades a los conductores que hayan comido en exceso

Conducir bajo los efectos de una comida copiosa es casi tan peligroso como hacerlo bebido o drogado, así lo dice un estudio elaborado por la DGT en el que varios conductores que habían comido de forma contundente se pusieron a prueba al volante con resultados muy deficientes.

Cansancio, fatiga, sueño o pérdida de reflejos son algunas de las manifestaciones que están presentes a la hora de llevar un coche después de una comida o cena de Navidad. Por este motivo la DGT realizará controles específicos durante las fechas navideñas y sancionará con multas de hasta 300 € a los conductores que crea oportuno en función del nivel y la cantidad de alimentos que hayan ingerido.

La Guardia Civil de Tráfico contará con 2.500 nuevos ‘test de festines’ repartidos por toda España. Los aparatos digitales, creados por una empresa de Bilbao, son capaces de indicar el tipo de comida y los efectos adversos de ésta sobre nuestro organismo: “Gracias a este novedoso sistema sabremos si los conductores han comido como una persona normal o han repetido algunos platos sólo por gula”.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
Compártelo: