La grúa municipal de Madrid retira un coche fúnebre con un cadáver en su interior

La grúa municipal de Madrid retira un coche fúnebre con un cadáver en su interior

La grúa municipal de Madrid procedió ayer, como todos los días, a la retirada de aquellos vehículos que se encontraban mal estacionados. Entre ellos figuraba un coche fúnebre de una conocida empresa funeraria. Lo que no sabía el trabajador era que en su interior había un ataúd que, además, estaba ocupado.

Todo parece indicar que el conductor del vehículo fúnebre había estacionado para ir a tomar una cerveza, dado que todavía quedaba más de una hora para la misa funeral a la que se dirigía. Cuando salió del local y se percató de que el coche había desaparecido, lo comunicó a la Policía Local que le informó de que había sido retirado por estar estacionado en una plaza reservada a minusválidos.

El nerviosismo se apoderó del empleado. Restaban quince minutos para que comenzara la misa y no daba a tiempo a dirigirse al retén a “rescatar” el vehículo y su contenido. Para no alertar a los familiares, la empresa decidió enviar un ataúd de similares características pero sin nada en su interior que presidió la misa. Finalmente, la familia no se percató del engaño y de camino al cementerio se sustituyeron los ataúdes sin mayores problemas.

Compártelo: