Lleva 15 años haciéndose pasar por ciego para ligar en los semáforos

Pedro, vecino de Jaén, tiene 55 años y lleva 15 fingiendo ser quién no es. Demasiado tiempo desperdiciado para un hombre de su edad que no encontró otra mejor vía para ligar que la de la picaresca y el engaño. Pero por fin, “el gafas”, como le han bautizado en su ciudad, ha sido desenmascarando.

Todo empezó cuando cumplió los 40 años y se dio cuenta de que su vida no avanzaba. Soltero y en casa de sus padres veía receloso como sus mejores amigos se casaban y formaban familias mientras que él no se comía una rosca. Así que se le ocurrió la brillante idea de hacerse pasar por ciego para ligar en los semáforos y pasos de cebra de su ciudad. Una treta que duraría casi 15 años y sin mucho éxito.

A Pedro, poco a poco se le fueron acabando los semáforos y la gente ya le reconocía. Además, según cuentan varios testigos, cuando eran hombres los que le querían ayudar les espantaba con el bastón, y cuando eran mujeres siempre acaban descubriendo la verdad. De momento, y por suerte para él, no se conoce ninguna denuncia al respecto.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
Compártelo: