Se mete una raya de coca por cada campanada y acaba en urgencias

Se mete una raya de coca por cada campanada y acaba en urgencias

Un joven tuvo que ser ingresado de urgencia ayer en Santander después de meterse 12 rayas de cocaína seguidas durante las campanadas de Nochevieja. Un acto de inmadurez, el de sustituir las uvas por cocaína, que pudo costarle muy cara a su salud.

Los hechos tuvieron lugar en su domicilio de la Cazoña, cuando A.M.J, de 27 años, estaba disfrutando de una fiesta por todo lo alto con varios de sus amigos. Drogas, alcohol y muchas emociones sueltas para dar entrada al año nuevo, un cóctel letal si no se hace con cabeza, precisamente lo que le faltó a nuestro protagonista.

Durante la cena se le ocurrió la idea de dar entrada al año con 12 rayas en lugar de uvas, algo que todos sus amigos aplaudieron en lugar de frenarle. Como si de un aspirador roomba se tratara el joven no dejó nada encima de la mesa. Así lo relató uno de los testigos: “Se las metió todas antes de que acabaran las campanadas. Se puso hasta el año ‘2019’ que se supone que era para nosotros. Al acabar empezó a echar espuma por la boca y llamamos a la ambulancia. Ojalá se recupere pronto que el finde que viene es mi cumple”.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
Compártelo: